Eres caos.

20.02.2017

Sí, eres caos. Eres eso que llegó a mi vida sin pensarlo, de repente y me puso el mundo patas arribas. Eres la casualidad que encuentras una vez y que deseas que no se vaya nunca de tu lado. Como esa sensación tan sublime, como abrir los ojos y encontrarte sonriendo. 

Nunca me habría imaginado que tu pecho sería en mejor lugar del mundo para quedarse a vivir. Llegaste cuando menos lo buscaba y más te necesitaba. Eres la adrenalina que se siente en una montaña cuesta abajo, pero nosotras, siempre hacia arriba. Eres suerte.

Un cuello que pide a gritos
una mudanza permanente de mis besos,
unas clavículas capaces de hacer
que me estrelle en tus curvas.
Cordura, eso que tienes los que aún
no te vieron sonreír desde mis ojos,
los que no sintieron ese cosquilleo
al notar tu boca acercándose.