Por ver...

18.07.2017

He visto mares, pero ninguno parecido al de tu sonrisa.
He viajado a países diferentes y sigo buscando el avión que me lleve a un lugar parecido al de tus brazos.
He tenido sensaciones nuevas y todas son contigo, por o para ti.
He tenido preguntas sin responder hasta que vi reflejada en tu mirada la puesta de sol que siempre quisimos ver juntas.
He sonreído a gente por infinitos motivos, en cambio, a ti, por uno, quiero sonreírte toda la vida.
He tomado muchas decisiones y he dudado de otras tantas. Desde que estás viviendo en mi pecho, veo todo a color.


Todo lo que he escrito es el paso del viento más fuerte que ha cruzado mi vida, y a tiempo real. 

A veces se me olvida que hay desastre que son iguales y a la vez diferentes a ti. Que existen esas personas que te hacen sentir todo lo que aún nadie ha sido capaz de hacer. Que hay que saber con quién arriesgarse, con quién joderse la vida e, incluso así, hacerla bonita.

Hay que saber ver los ojos que dicen verdades.