Como de museo

15.04.2017

Recuerdo el día en el que nos besamos porque un cuadro lo pedía. "Kiss me", la pena es que no pusiese "sin parar". Recuerdo todos esos paseos de la mano dignos de contar, recuerdo tu cuerpo caminando por la calle y sacándome la sonrisa más grande del mundo. Nos recuerdo y nos quiero, nos veo y me muero por haberte tenido en mi vida. Todas las tardes que llevamos juntas, todas las risas sin descanso, todo lo que has conseguido sacar y meter en mí ha sido de lo mejor que me ha pasado.

No recuerdo un día triste a tu lado, nunca tuve sensación de que me faltase nada, porque era abrir los ojos y tenerte cerca, esperándome en ese "donde siempre" con las mejores vistas del mundo. Y para quién aún no se haya dado cuenta, esas vistas eres tú.