Por error (no)

31.10.2017

¿Y si me estoy equivocando? ¿y si realmente quien merece no es el pasado? 

Tengo que aprender a diferenciar entre lo conocido, que es malo, y lo bueno que viene a conocerme, que incluso es bonito (mejor dicho, bonita).

Tengo que arriesgar, pensarme las cosas y actuar. Nada de esto que me está pasando es por error, es por suerte, por ti.

podría salir bien, podría con razón

la misma que perdí al besarte la boca

Andrés Suárez.

Dicen que quien no arriesga no gana, que quien la sigue la consigue, y yo perdí mi tiempo entre pasados en lugar de besar al presente que me abrazaba con fuerza, que me hacía reír y seguir, siempre hacia delante. Mirar para atrás y estar orgullosa de lo que soy, en lo que me he convertido. Mirar hacia abajo y sentir pena por quien no llega a mis tobillos, sentir poder sobre mí y sobre lo que decido.

Dicen que el amor de tu vida es uno, y llega cuando menos te lo esperas, y por eso no me esperaba que llegases, al menos no así. Apareciste en medio de toda una guerra mundial interna, de una crisis de autoestima y un suicidio mental.

Pero jamás quisiste irte. Nunca pensaste en dejarme luchando sola, en seguir sin mí. Una de las razones por las que yo tampoco podía dejar de pensar en ti.

Oportunidades, segundas

abrazamos cactus...

Y sí, apretábamos fuerte. No teníamos miedo, no íbamos a hacernos daño. Estábamos (y estamos) juntas en esto y en todo.

Vuelve,
no soy de ese tipo de chicas
que comete el mismo error dos veces. 

Eso lo dijo Mónica Gae, pero también puede haber sido dicho por mí. Puede que no vuelvas, que me tenga que tragar mi piedra. Puede que encuentres otro cactus con menos espinas y más corazón. Pero también puede que aparezcas de nuevo y con la misma sonrisa, con ganas de clavarme muy adentro, hasta que nos salgan flores.