MALDITO AGOSTO (II)

Y un día decidió regalarme el ramo de cactus con más espinas del universo. Tenía pinta de ser todo bonito, hasta que de verdad lo sentí. Hasta que me aferré a una soledad que era toda mía, pero culpa tuya. Me agarré con fuerza al más bonito e hiriente de todos los cactus que había. Eso explica las espinas que aún tengo clavadas.

Al azar.

22.08.2017

Fuiste como una inundación permanente,como un tornado,de esos que llevan nombre de mujer. Fuiste la lluvia jodidadel verano más caluroso de mi historia.

dice esa canción
por la que en cada acorde
recuerdo tus manos pasando por mí.
Aunque tú no lo sepas,
aún sonrío al volver al sitio
donde te besé por primera vez.
Te veo cada noche, sonriéndome
y sólo así, duermo incluso mejor.
Le he puesto tu nombre a cada una de las piedras del puerto,...

He buscado por todos los rincones de tu cuerpo algo que te hiciese perder tu encanto. Primera batalla fallida. Cada vez que perdí la cabeza, me encontré rodeada por ti, por tus brazos y todas esas ganas locas de no dejar nunca de quererme.