MI RISA EN PLENO MAYO

Recuerdo ese 20 de Mayo, esas risas nerviosas y la luz tenue de las velas. Recuerdo tus lágrimas de felicidad, tus ganas de besarme y tus rizos revueltos. Recuerdo los nervios de que todo saliese bien y tu risa al descubrir que te conocía más de lo que te creías. Recuerdo ese día, como de los mejores de mi vida (contigo)....

Y por fin, después de tanto tiempo esperando el momento, llegó un 14 de Mayo. Tenía todo listo desde el día anterior, o bueno, casi. Las ganas sí que las llevaba bien atadas.

Noche y media.

01.05.2017

Todo el mundo sabe que los cumpleaños siempre son felices, que ojalá cada año cumplas más y nunca con menos, y que se hagan realidad todos los deseos de cada una de las velas.